La exposición al calor mejora la salud metabólica

La diabetes es una patología caracterizada por concentraciones elevadas de glucosa en sangre y resistencia a la insulina. Recientemente se está estudiando el impacto que podría tener exponer al organismo a temperaturas elevadas en el metabolismo de la glucosa. Los resultados muestran un campo de actuación en la salud y el rendimiento con enorme potencial.

Entrenamiento en ambientes calurosos ¿una nueva arma para mejorar el rendimiento?

En los últimos años han ganado una gran popularidad los posibles beneficios para el rendimiento de entrenar con temperaturas altas. Realizar ejercicio en ambientes calurosos durante varios días o semanas induce una serie de cambios fisiológicos que evitarían la disminución de rendimiento que normalmente ocurre a altas temperaturas. ¿Pero podría el entrenamiento en calor mejorar también el rendimiento en temperaturas más frías?