Ejercicio después de un infarto, ¿es posible?

El infarto de miocardio o ‘ataque al corazón’ es una de las principales causas de mortalidad. Dentro del estilo de vida saludable que se recomienda como parte de la prevención secundaria, el ejercicio debería ser una piedra angular. ¿Pero qué beneficios tiene el ejercicio tras la recuperación de un infarto? Y, sobre todo, ¿es seguro?

Reducir tu frecuencia cardiaca en reposo puede hacer que vivas más

El corazón de una persona late alrededor de 3.000 millones de veces a lo largo de su vida. Además, este órgano tiene una particularidad: apenas puede regenerarse. Esto nos hace preguntarnos varias cuestiones ¿Podemos vivir más años si conseguimos desacelerar el corazón? ¿Si reducimos la frecuencia cardiaca ayudamos a que el corazón se regenere mejor? ¿Cuáles son las estrategias más eficaces para reducir la frecuencia cardiaca? En este artículo contestamos a estas preguntas explicando por qué la frecuencia cardiaca de reposo es un buen indicador de cómo está tu salud.

Una nueva estrategia para reducir la presión arterial: entrenamiento de la respiración

¿Puede un entrenamiento de 5 minutos de los músculos respiratorios reducir la presión arterial? Cómo respiramos y la frecuencia a la que lo hacemos influye en la actividad de nuestro corazón. Por ello, recientemente se está proponiendo entrenar la respiración para mejorar la salud cardiovascular. En este artículo explicamos diferentes protocolos que pueden ayudarte a tener un corazón más sano.